Diversión

Diversión 2: Playmobil FunPark

By  | 

Hoy no voy a hablaros de una feria en sí, sino de un parque temático para niños (y para no tan niños). Me estoy refiriendo al FunPark de Playmobil.

Cuando yo era pequeñita jugaba mucho con estos muñequitos sonrientes de 7’50cm. De vez en cuando, al recogerme mi madre de la guardería me traía una cajita con un muñequito y varios accesorios y yo era la niña más feliz del mundo. Cierto es que acababan la gran mayoría con las pelucas mordisqueadas, ya que, para mí, era la única forma de poder quitárselas :)

No sé qué paso con ellos cuando crecí, supongo que se los daría a alguno de mis primos pequeños y a saber que harían con ellos. Pues hace bien poco me arrepentí de no haberlos conservado, ya que me hice coleccionista :)

Ahora mismo tengo unos cuantos (si alguien no que no colecciona los viera diría que tengo demasiados pero si eres coleccionista de lo que sea sabrás que nunca es suficiente) y me dedico en casa a montar belenes y fiestas de Halloween con ellos :). Ya publicaré alguna foto para que lo veáis.

El caso es que, que me enrollo más de la cuenta, como a mi media naranja también le gustan decidimos hacernos unos viajes a Alemania (país de origen de los Playmobil) una vez al año. Y esto comenzó el año pasado.

Allí hay un parque muy chulo de Playmobil. Es una visita obligada si vas con niños, van a pasárselo genial viendo estructuras de Playmobil, como el castillo medieval, la mina del oeste o la granja, y animales, tales como cerdos, vacas, jirafas , elefantes y hasta dinosaurios, a ¡tamaño gigante!

Hay un montón de actividades con edificios casi a escala real igualitos a los de Playmobil: puedes convertirte en un auténtico buscador de oro rebuscando entre la arena ¡piedras preciosas que luego puedes llevarte a casa! O en un@ granjer@ ordeñando vacas y cepillando caballos. O en un gran rey medieval sentándote en tu trono y encarcelando a los bandidos de tu reino. O un obrer@ echando “rocas” en la maquinaria para que lleguen al montón. O un policía encerrando a los malos y cumpliendo la ley. O ser un auténtico pirata subido en tu barco surcando los mares.
Los niños se pasaran horas y horas creando sus propias historias.

Y lo mejor está por llegar. Hay una zona cubierta y cerrada (esta todo acristalado, es muy chulo) con mesas y sillas para que puedas comer, ya sea tu propia comida o algo comprado allí, y con un apartado con ¡cientos de Playmobil para que los niños jueguen! Es genial, hay una casa gigante con dos plantas, un castillo de princesas y ¡hasta un barquito! Y dentro está lleno de muñequitos, casitas y accesorios para jugar. Me pareció una idea genial.

Puedes alojarte en un hotel que esta fuera, a la entrada del parque. No sé cómo es por dentro porque no me he alojado, pero seguramente lo haga en algún momento :)

No solo existe este FunPark, hay uno en París, Atenas, Malta y Estado Unidos. A ver cuando hacen uno en España…

¿Os apuntáis al próximo viaje a Alemania? Queda menos de un año…. 