Descubre

Descubre

¿Cómo empezó todo esto? No podría empezar de otra manera si no siendo una locura. Pues si, querer se madre es una locura. Y ya no solo por el hecho de que entrará en tu vida un bichejo adorable, al que dedicaras las 24h del día y hará que tu mundo gire 180 grados para ponerlo patas arriba. No, eso no es lo único que hace que ser madre sea una verdadera locura, porque si te tienes que someter a fecundación in vitro la cosa se agrava mas. Nervios los primeros meses, antes de saber nada, por no saber cuando te quedaras, tensión cuando te están haciendo pruebas por no saber si podrás al final tener o no tener hijos y desesperación por que ya estas con el tratamiento y quieres que llegue ya el día en el que te dicen que vas a ser mama. Esta espera se hace muy larga. Pero siempre me he considerado una loca de la vida, así que ¿como no iba a querer una locura así? Y creo que esta es la locura de la que mas orgullosa me siento y con la que mas ganas he abordado. ¿Queréis saber como fue? Si la respuesta es si, seguid leyendo…